Los legendarios guerreros de Alamut. La secta de los asesinos

Lunes 09 de abril de 2018.- Desde su inexpugnable fortaleza de Alamut, en Irán, los nizaríes extendieron su doctrina chiita por el Próximo Oriente en tiempos de las cruzadas. La fama de sus atentados llegó hasta Europa, donde se les conoció como “asesinos”

El viejo de la montaña

Según cuenta Marco Polo, el líder de los asesinos hacía beber un brebaje a los jóvenes que adiestraba en el uso de las armas para adormecerles y que despertaran en un lugar maravilloso. Así les hacía creer que él era un profeta que poseía las llaves del paraíso y obtenía absoluto poder sobre su voluntad. Miniatura del Libro de las Maravillas. Siglo XV. Biblioteca Nacional, París.

75499. El arma de los asesinos

El arma de los asesinos

Daga persa con incrustaciones de oro y piedras preciosas. Museo Victoria y Alberto, Londres.

GettyImages-135370261. La fortaleza de Alamut

La fortaleza de Alamut

El cuartel general de los asesinos, en el actual Irán, recibía el nombre de Aluh Amujt (nido de águilas). Su sola mención causaba pavor en todas la cortes de Persia.

DL a00364314 066. El oro de los asesinos

El oro de los asesinos

Los nizaríes se convirtieron en un movimiento tan poderoso que incluso acuñaron monedas de oro como esta del siglo XII. Se encuentra en la Sociedad Numismática, en Nueva York.

album akg1823664. Alejandro Magno y los recogedores de opio. Miniatura. 1495. Palacio de Topkapi, Estambul.

Alejandro Magno y los recogedores de opio. Miniatura. 1495. Palacio de Topkapi, Estambul.

Los orientalistas europeos del siglo XIX contribuyeron a difundir la idea de que los hashishiyya se llamaban así porque ingerían hachís antes de cometer sus atentados. Sin embargo, las acciones de los fedayines requerían una preparación y una paciencia reñidas con el consumo de drogas. Lo más probable es que se tratara de un término despectivo que los cruzados interpretaron mal.

album les02010154. El gran imperio fatimí El gran imperio fatimí

Bajo el gobierno fatimí, Egipto fue el centro de un gran imperio que abarcaba desde el norte de Áfricahasta Siria y Yemen. Aquí se puede ver un pendiente de oro con incrustaciones realizado por artesanos fatimíes. Data del siglo XI y se encuentra en el Museo de Arte Islámico, El Cairo.

GettyImages-530236234. Mezquita de Al-Azhar

Mezquita de Al-Azhar

EL Cairo, la capital del Egipto fatimí, fue el gran centro de poder ismaelita. En la imagen, la mezquita fatimí de al-Azhar, erigida en el año 972.

2561421. Asesinato de Nizam Al-Mulk. Miniatura persa. Palacio de Topkapi, Estambul.

Asesinato de Nizam Al-Mulk. Miniatura persa. Palacio de Topkapi, Estambul.

Muerte al visir

El visir Abu’Ali Hasan, más conocido por su título de Nizam al-Mulk, “el orden del reino”, fue la primera víctima de alto rango asesinada por orden de Hasan-i Sabbah. Este acto marcó el fin de la dinastía selyúcida y la desaparición del mejor político de su tiempo. Su tratado sobre el gobierno se adelantó cuatro siglos a El príncipe de Nicolás Maquiavelo.

CP 01-10-03 C105. San Luis, rey de Francia, recibe en Egipto a los mensajeros del viejo de la montaña en 1251.

San Luis, rey de Francia, recibe en Egipto a los mensajeros del viejo de la montaña en 1251.

Los asesinos vistos por un cronista

“En las fronteras de Damasco, Antioquía y Alepo hay un tipo de sarracenos en las montañas comúnmente llamados heyssessini y, en romano, señores de la montaña. Esta raza de hombres viven sin ley, comen carne de cerdo contra la ley de los sarracenos y abusan de todas las mujeres con indiferencia, incluso de hermanas y madres […] Entre ellos hay un señor que causa un gran temor a todos los príncipes sarracenos cercanos y lejanos, así como a los vecinos cristianos, porque tiene una asombrosa forma de matarlos […] Este príncipe tiene muchos y hermosos palacios en las montañas […]. En estos palacios tienen a muchos de los hijos de sus campesinos, llevados desde la cuna […] Les enseñan a obedecer al señor de su tierra, a todas sus palabras y órdenes.
Cuando están en presencia del príncipe les pregunta si desean obedecer sus órdenes y otorgarles el paraíso […] Se postran a sus pies y responden con fervor ser obedientes en toda cosa que se les ordenase. A continuación, el príncipe les entrega un cuchillo de oro y les ordena matar a todo príncipe que él señale”.
Burchard de Estrasburgo, Crónica de los eslavos (1175), lib. VII, cap. 8.

 

190886. Hasan-i Sabbah

Hasan-i Sabbah

El viejo de la montaña. Grabado coloreado.

Captura de pantalla 2017-03-22 a la(s) 17.24.51. Placa de marfil

Placa de marfil

 Este objeto adornó un ataúd de época fatimí. siglos XII-XIII. Museo del Bargello, Florencia.

Captura de pantalla 2017-03-22 a la(s) 17.45.44. Próximo oriente hacia el año 1100

Próximo oriente hacia el año 1100

El grupo más heterodoxo del Islam

En contraste con el legalismo de la corriente mayoritaria del Islam, la sunnita, los ismaelíes daban más importancia a la interpretación esotérica del Corán que al cumplimiento de las leyes de la sharia, la ley islámica De hecho, para ellos la abolición de la sharia era el último paso para alcanzar la “resurrección espiritual”. Esta ruptura del equilibrio entre la doctrina y la sharia hace de los ismaelíes uno de los grupos más singulares que se hayan conocido en el Islam. Cuando en agosto del año 1164 se proclamó en Alamut la “gran resurrección”, la sharia quedó derogada y los creyentes fueron liberados del cumplimiento de las leyes musulmanas. El Islam en Alamut y en el resto de las plazas bajo su autoridad pasaba a ser una religión estrictamente espiritual y personal.

aci editorial 5809771. El enemigo selyúcida

El enemigo selyúcida

Los nizaríes atacaron con éxito al sultanato selyúcida, que se extendía de Asia Central a Palestina. Abajo, incensario selyúcida de bronce en forma de león procedente de Jorasán (Irán). Museo del Louvre.

GettyImages-175834605. Castillo de Masyaf

Castillo de Masyaf

Ubicado en el valle del Orontes, en la población de Masyaf (Siria), esta fortaleza fue el centro del poder nizarí durante algo más de un siglo, hasta finales del siglo XIII.

album akg429959. El golpe más duro

El golpe más duro

Los mongoles, hábiles jinetes y valerosos guerreros, liderados por Hulagu, nieto de Gengis Kan, arrasaron las fortalezas de los nizaríes, que no se recuperarían hasta el siglo XV. En la imagen se ve una silla de montar mongola. Se encuentra en el Museo del Hermitage, San Petersburgo.

16505. Sitio de Alamut por los mongoles. 1438. Biblioteca nacional, París.

Sitio de Alamut por los mongoles. 1438. Biblioteca nacional, París.

La caída de Alamut

En 1255, Hulagu, hermano del gran kan de los mongoles Mongke, lanzó una ofensiva contra la secta de los asesinos, que en 1241 había asesinado a Chagatai, uno de los hijos de Gengis Kan.
El líder nizarí Rukn al-Din negoció con los mongoles y propició la rendición de Alamut. Hulagu hizo destruir la fortaleza y quemar la mayor parte de la biblioteca que allí se guardaba.

Con información de National Geographic España