A 328 años de la creación Capilla del Rosario

Lunes 16 de abril de 2018.- Es la construcción religiosa más importante de México, cuya edificación concluyó en 1690, luego de 40 años. Su edificación inició en el año 1650, 100 años después de la cimentación del Templo de Santo Domingo.

Considerada la “Octava Maravilla del Nuevo Mundo”, la Capilla del Rosario o también conocida como “Casa de Oro”, este 16 de abril conmemorará su 328 aniversario, mismo día del aniversario 487 de la Fundación de la Ciudad de Puebla.

Se encuentra recubierta con láminas de oro de 24 quilates y está decorada con yesería sobredorada. Su ornamentación se hizo a base de harina con clara de huevo y agua, trabajo que hicieron artesanos poblanos.

Si te interesa conocerla se ubica en la calle 5 de Mayo y 4 Poniente. El fray Agustín Hernández y el fray Diego de Gorozpe se la dedicaron al obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz.

Por la gran devoción de los Dominicos y dado que fueron una de las primeras órdenes religiosas llegadas de la Nueva España para evangelizar, la iglesia fue dedicada a la virgen del Rosario.

Los muros de la capilla representan los misterios del Rosario, en los techos se encuentran temas teológicos como la Trinidad, las virtudes, los dones del Espíritu Santo. Finalmente en el área del coro y el órgano se aprecian ángeles que parecen estar tocando instrumentos musicales y entonando cantos.

Los arcos que sostienen la cúpula tienen cuatro ángeles que con letras de oro tienen escrito: Dios te Salve hija del Padre, Dios te Salve Madre del hijo, Dios te Salve Esposa del Espíritu Santo, Dios te Salve Templo de la Santísima Trinidad.

El papa Juan Pablo II durante su primera visita a México visitó esta capilla, quien maravillado con su enorme riqueza la calificó como “relicario de América”.

Este 16 de abril del 2018 llegan cientos de personas porque es una festividad muy esperada por los poblanos y turistas, quienes se terminan llevando un buen sabor de boca en cada visita.

La celebración dura nueve días y en cada día se realiza un sermón, procesiones, misas y eventos, dando paso a una festividad con un gran escenario de júbilo.