¿Escuchan eso? Es el silencio de Javier Lozano al que ya le bajaron el volumen

Miércoles 09 de Mayo de 2018

SHHH! ¿Escuchan eso? Es el silencio de Javier Lozano al que ya le bajaron el volumen como vocero de José Antonio Meade. Aunque oficialmente sigue en esa función, la realidad es que ahora trae un perfil mucho más bajo, pues prácticamente le quitaron el micrófono.

PERO, bueno, eso no significa que el ex panista se va a quedar callado. De hecho, ayer tuvo un buen gesto cuando públicamente felicitó a una contrincante: a Consuelo Sáizar, por haber sido designada por Margarita Zavala como responsable de los temas de Educación y Cultura de su campaña.

EL SALUDO tiene especial relevancia porque, según dicen, en caso de que Meade llegara a la Presidencia, a Lozano le encantaría encabezar la Secretaría de Cultura.

***

CUANDO sólo faltan 52 días para las elecciones, ya surgió un caso de falsificación de… ¡candidato! Al menos de eso se anda quejando el morenista Miguel Barbosa.

EL CANDIDATO a la gubernatura de Puebla denunció que una empresa anda buscando un doble de su persona, para fotografiarlo en situaciones comprometedoras. ¿Será que tan bajo ha caído la competencia o que se está curando en salud? Es pregunta.

***

VIVIMOS en un país en el que se premia la mediocridad y no el esfuerzo; en el que ganan los que perdieron; y se despoja a los que ganaron. Y conste: no se está hablando de política, sino de futbol.

EN ESTOS días ha crecido la indignación contra la Federación Mexicana de Futbol y contra la Liga MX, por la absurda decisión de negarle el ascenso a la primera división al equipo que se consagre campeón en la segunda, paradójicamente llamada “Liga de Ascenso”.

 ESPECIALMENTE en Chiapas las cosas se están poniendo muy calientitas ya que en el partido de ida, los Cafetaleros de Tapachula aplastaron 5-1 a los Alebrijes de Oaxaca, con lo que, en otros tiempos tendrían un pie en la Liga MX.

AHORA a lo único que pueden aspirar es a un premio de 120 millones de pesos, pero en los círculos políticos chiapanecos se comenta que ese dinero no alcanza a pagar el descontento social.

***

ES UNA lástima que este año no se vaya a entregar el Premio Nobel de Literatura, porque realmente había varios candidatos fuertes. De entrada estaba José Antonio Meade con su obra “Sin título”. En la terna también se mencionaba a Ricardo Anaya con su libro infantil para colorear “Azul, blanco, amarillo y naranja, naranja”. Y, claro, también Andrés Manuel López Obrador con su novela futurista “Les di el avión con el aeropuerto”.

En opinión de F. Bartolomé