Empleados de la Sectur no quieren ir a Chetumal: José Carlos Navarro

Sábado 11 de agosto de 2018.- La gran mayoría de los trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Turismo (Sectur) federal no está de acuerdo con la decisión del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de cambiar la sede de la Secretaría de Turismo a la ciudad de Chetumal, Quintana Roo, afirmó José Carlos Navarro Valencia.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Sectur señaló que el anuncio ha generado un clima de incertidumbre generalizado entre los trabajadores de esa dependencia.

Mencionó que, hasta el momento, la única información que tienen es la vertida por los medios de comunicación, por lo cual la representación sindical no cuenta con los elementos necesarios para tener un posicionamiento al respecto o para orientar debidamente a sus representados.

El líder sindical expuso que lo más delicado de trasladar a los trabajadores de esa dependencia a aquella entidad del sureste del país es que los alejarán del patrimonio que han forjado durante años.

En entrevista, explicó que la Secretaría de Turismo tiene 1,154 trabajadores operativos de base más alrededor de 385 de confianza que serían los que se trasladarían cuando lo disponga el próximo gobierno. Mencionó que el promedio de años de servicio está en el rango de entre 10 y 20 años.

Los trabajadores están muy inquietos a raíz del anuncio y, sobre todo, porque no conocen más que eso.

“Esa incertidumbre es la que día a día se convierte en consultas al sindicato y es un comentario que ya se ha vuelto común” en la dependencia.

Una de sus preocupaciones es que una decisión de gobierno se convertirá en la disolución de una familia y de sus patrimonios, sobre todo porque en la mayoría de los casos se trata de familias en las que los cónyuges e hijos también tienen que trabajar para solventar los gastos de sus hogares, estudian o tienen sus actividades en esta ciudad y les sería muy complicado mudarlas a Chetumal.

Esperan explicaciones

El secretario general subrayó que incluso en estos momentos no es posible ni iniciar un diálogo porque el nuevo gobierno todavía no asume funciones, es más la autoridad electoral aún no le entrega la constancia de mayoría que acredite a López Obrador como presidente electo.

No quiero ser responsable de decir algo que alguien me lo tome como un hecho o en el sentido contrario, insistió.

Sin embargo, dijo que una vez que se establezca una mesa de diálogo para este asunto se les hará ver a quien corresponde que no se trata de una tarea sencilla.

“No por el hecho de que tú me ofrezcas una vivienda en el estado, es suficiente porque habrá compañeros que quisieran tener un patrimonio, pero no desean tenerlo en Chetumal.

La preocupación va desde cuestiones como que los hijos se tendrían que quedar en la ciudad y no tienen quien cuide de ellos. Al preguntarle si hay quienes estén pensando en recurrir a algún tipo de amparo por verse afectados por esta medida dijo que “con toda responsabilidad” no lo sabe.

Prefiero esperarme a que una autoridad nos diga: vamos a entrar en materia a discutir esta disposición. Yo la verdad no lo quiero dar por hecho. Pero, lo que sí te puedo decir es que el sentir de la gran mayoría es no trasladar su hogar a Quintana Roo.

Dijo que esperan que en cuanto inicie la nueva administración se abra un proceso de diálogo “para que nos digan exactamente qué es lo que quieren hacer”.

Comentó que hasta el momento no han tenido algún acercamiento con otros sindicatos cuyos trabajadores enfrentarán el mismo problema.

Con información de/El Economista.