Puebla es primer lugar en transparentar el gasto público

Miércoles 10 de octubre de 2018.- De acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Puebla se ubicó en primer lugar en el Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018, segunda edición.

Para el índice que elaboró esta Organización No Gubernamental (ONG), dividió a los estados en 3 secciones: los que presentaron cumplimientos del 0 al 59 por ciento, los del 60 al 70 por ciento y un tercer grupo, que reunió características del 80 al 100 por ciento.

Con un 95.8 por ciento de calificación, Puebla se situó, junto con otras 2 entidades, en el nivel de cumplimiento alto. Solo acompañaron al estado Campeche, que tuvo un 88.2 por ciento, y Querétaro, con el 86.8 por ciento.

El índice analiza la información financiera de los 32 estados, además de identificar la composición del gasto público y verificar el apego a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, de la cual se detectó un cumplimiento promedio del 59 por ciento.

Basado en datos del ejercicio presupuestal del 2017, se hizo un comparativo respecto a 2015 de este mismo indicador, del que se concluyó que Puebla mejoró 27 puntos porcentuales.

Pese a las calificaciones positivas que el IMCO da a Puebla en el ejercicio del gasto, señala que es de los 4 estados del país, junto con Querétaro, San Luis Potosí y Guerrero, que hubieran podido pagar su deuda con los ingresos excedentes que tuvieron en 2017.

De igual modo, como parte del índice se resalta que Puebla tuvo una mala planeación de la publicidad oficial durante 2017 y se gastó el 28 mil 768 por ciento más de lo presupuestado. Ello porque de 0.3 millones de pesos que se habían planificado para la publicidad oficial, el gasto fue de 91 millones de pesos.

Además de Puebla, otros estados que se excedieron en promocionar la imagen del gobierno fueron Hidalgo, con el 423 por ciento más de lo planeado, y Campeche, con el 288 por ciento superior al presupuesto original.

En el caso de Puebla se señala que desde el 2015 se ha visto el exceso de gasto en publicidad, pues para dicho año se habían presupuestado 2 millones de pesos y se gastaron 18 millones. Para 2016 se presupuestaron 0.7 millones y el gasto fue de 70 millones. Finalmente, para 2017 la brecha se abrió.