AMLO aún puede rescatar el NAIM

Quieren tomar el foro por los cuernos. Florestán

Viernes 19 de octubre de 2018.- El tema del nuevo aeropuerto en Texcoco es el que ha llenado la atención en estas semanas del gobierno de transición sin que hayamos escuchado un solo argumento en su defensa, de no ser por las declaraciones que hizo el presidente Peña Nieto, que no han sido replicadas por los integrantes de su gabinete, que ya está en otra cosa, por su partido, por los gobernadores priIstas ni por sus legisladores.

Lo más que llegó a decir Gerardo Ruiz Esparza, en su comparecencia ante la Cámara de Diputados con motivo de la llamada glosa del último informe de gobierno, es que de abandonarlo costaría 100 mil millones de pesos. Pero eso sirvió para fortalecer los argumentos que le han presentado a Andrés Manuel López Obrador de que, efectivamente, se perderían 100 mil millones de pesos de una obra que rebasaría los 300 mil millones, mientras que su proyecto Santa Lucía-Benito Juárez-Toluca costaría otros 100 mil, que le ahorrarían otro tanto que destinará a sus proyectos sociales, además de que terminarían dos años antes que el de Texcoco.

Debo decir que he registrado cómo el proyecto del NAIM muere en su programa de gobierno, cuando en un momento creí que se iría por ahí dado el impacto macroeconómico que sus ingenieros no alcanzan, o no quieren, ver, como ayer Javier Jiménez Espriú que declaró que seguir con el proyecto del NAIM sería ponerle dinero bueno al malo, cuando lo que no alcanza a ver es que el dinero bueno se le pondría al malo con su eje Santa Lucía-Benito Juárez-Toluca, y todo por no querer terminar una obra, afirman los cercanos, iniciada por el presidente Peña Nieto.

Y en ese sentido va todo: declaraciones, consulta, organización para responder, movimiento y línea. Yo lamento que AMLO haya descartado el proyecto del NAIM influido por una visión cortoplacista de los suyos, pero quien más lo va a lamentar, después de todos, será él como Presidente, por el impacto que va a tener en lo que llaman mercados, que podría producir lo que él menos quiere: una crisis económica.

Aún está a tiempo. Pero yo ya no le veo futuro al NAIM.

Y será una decisión de Estado antes del 1 de diciembre.

RETALES

1. IRRESPONSABLE. Ayer en tribuna, el senador Rogelio Zamora, del Verde, denunció que una joven había sido violada en Ciudad Universitaria, lo que la UNAM desmintió rotundamente. ¿Qué busca el senador Zamora, meterle más ruido a la Universidad?;

2. DEFENSA. No se dijo mucho, pero el pasado día 4, el secretario Salvador Cienfuegos inauguró el Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad y Defensa Nacional. Su director es el general de Ala Piloto Aviador y doctor Óscar René Rubio; y

3. OTRAS. El futuro titular de la Sedatu, Román Meyer, anunció ayer que no solo el NAIM, también el Tren Maya y las refinerías serán puestas a consulta popular. Ya no los entiendo, ¿Quién decide? ¿Qué tiene que ver la Sedatu con tren, refinerías y consultas populares? Montessori. Lo curioso es que por la noche rectificó. Así de claros.

Nos vemos el martes, pero en privado