Plantean baja de 2 años a obreros de VW por caída de ventas

Martes 20 de noviembre de 2018.- Ante la caída de ventas en Volkswagen, la firma alemana y el Sindicato Independiente de Trabajadores (Sitiavw) acordaron un esquema de baja temporal de dos años para amortiguar las pérdidas económicas y evitar despidos, reveló el líder sindical Rey David Avendaño García.

En conferencia de prensa, destacó que se trata de una invitación para los trabajadores que deseen tomarla, aunque al hacerlo perderían su antigüedad y prestaciones como  seguro social e Infonavit.

Solo un año sería pagado

Rey David Avendaño expuso que solo durante uno de los dos años de baja temporal sería pagado el sueldo a los trabajadores.

“Se trata de una baja temporal donde les será pagado un año y el otro es el sacrificio que pueda tener el trabajador”, acotó.

Manifestó que aunque en bajo porcentaje hay trabajadores que solicitan permisos temporales.

“Muchos de mis compañeros podrán desarrollar algo extra (de empleo) . El regreso al trabajo está garantizado”, expuso.

Sin embargo reconoció que al tratarse de una baja temporal los trabajadores que la asuman dejarán de tener prestaciones como el IMSS, Infonavit y  Fonacot,  y se interrumpe la antigüedad, por lo que resaltó que se trata de una invitación.

Enfatizó que 2019 se ve más complicado que el año actual para la industria automotriz de Volkswagen de México.

Expuso que las razones de las bajas ventas en Volkswagen se deben a la caída en el mercado de los modelos Sedán, ya que actualmente la preferencia del público está en las camionetas, así como a la competencia férrea entre las empresas automotrices que se han instalado en México.

Empleados solicitaron el retiro

Manifestó que la baja temporal se trata de una más de la serie de alternativas que se han tomado para amortiguar el tema, ya que en los últimos meses entre 600 y 700 trabajadores han tramitado su retiro al contar con la edad para hacerlo.

Lo anterior provocó que la plantilla de trabajadores pasara de 9 mil 300 a 8 mil 600 en la planta de Puebla.

Manifestó que los paros temporales también han contribuido a amortiguar la afectación. El más reciente paro fue ocurrió hace unos días ante la falta de motores.

“Tuvimos paros en el plan por una falta de motores. La industria automotriz replanteó el sistema de verificación. Antes era general y ahora es por versiones. No es algo que sea falta de clientes sino de componentes”, precisó el sindicalista.

Sostuvo que el resto del año está salvado para los trabajadores de Volkswagen, ya que se avecinan las vacaciones de diciembre.

Agregó que no todo son malas noticias para los trabajadores, ya que este año hubo el mayor reparto de utilidades de la historia y  se cobró un fondo de ahorros.