¡VAYA CONTRADICCIÓN!

Miércoles 13 de febrero de 2019.

¡VAYA CONTRADICCIÓN! En materia de hidrocarburos el nuevo gobierno está tomando decisiones… ¡al vapor!

ESO EXPLICA que la Comisión de Energía del Senado acelerará los nombramientos de los nuevos integrantes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. Hoy mismo deberán comparecer los primeros seis candidatos propuestos por Andrés Manuel López Obrador. Y mañana temprano deberán acudir los otros seis.

EN LUGAR de que los legisladores realmente sometan a examen a los aspirantes a estos cargos, la idea de la bancada de Morena que encabeza Ricardo Monreal es que, en fast track, se elabore el mismo jueves el dictamen correspondiente y se someta en primera lectura al pleno.

ANTE esta premura, más de uno sospecha que las ternas fueron pura pantalla, que los elegidos ya fueron palomeados desde Palacio Nacional y que la CNH -y seguramente también la Comisión Reguladora de Energía- se convertirá en oootro nido de incondicionales del Presidente.

A PROPÓSITO de prisas legislativas, a San Lázaro acudirán los enviados de Carlos Urzúa a n de tirarle línea a los diputados morenistas sobre la inminente reforma a la Ley de Pemex.

LA REUNIÓN está programada para las 4 de la tarde y la tirada es dejar planchados los detalles para que, justo en una semana, Morena presente e imponga su contrarreforma energética. Entre otras cosas, la iniciativa busca devolverle a Pemex el tufo del monopolio estatal, restándole atribuciones al Consejo de Administración para dárselas al director en turno… aunque sea un agrónomo el que esté al frente de la petrolera.

MUCHO movimiento hubo ayer en Bucareli, a donde fueron convocados por Olga Sánchez Cordero los secretarios de Hacienda, Carlos Urzúa, y de Educación, Esteban Moctezuma.

DICEN QUE la titular de Gobernación no quiere que vaya a surgir un nuevo problema magisterial, ahora por la asignación a los estados de recursos para educación. Luego de la crisis con la CNTE en Michoacán, pareciera que Sánchez Cordero ahora sí hizo la tarea.

DENTRO de la iglesia católica se está librando una dura batalla del bien contra el mal, en el tema de los casos de pederastia cometidos por sacerdotes.

DADA la decisión de la Conferencia del Episcopado Mexicano de ya no tolerar esos delitos, han comenzado a surgir presiones internas para que dichos casos se mantengan ocultos bajo la alfombra. En respuesta, el cardenal Carlos Aguiar tuvo que salir a respaldar con toda la caballería celestial la apertura sobre el tema, así como las sanciones a los involucrados.

OBVIAMENTE la pregunta es: ¿a quién le conviene que no se sepan estos pecados?