Esta vez Claudia Sheinbaum no podrá echarle la culpa a las administraciones anteriores…

Martes 11 de junio de 2019.

ESTA VEZ Claudia Sheinbaum no podrá echarle la culpa a las administraciones anteriores por la nueva crisis que atraviesa su gobierno. El asesinato del estudiante Norberto Ronquillo no sólo le pone nombre y apellido al aumento de la delincuencia, sino que exhibe la deficiente actuación de la Policía capitalina.

COSA DE VER que a pesar de estar supuestamente en alerta tras el secuestro, los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que encontraron el auto del joven, en lugar de asegurarlo como escena del crimen y llamar al Ministerio Público y a los peritos, lo abrieron, se subieron, lo movieron y, claro, terminaron por borrar cualquier rastro que pudiera ayudar a esclarecer el caso. Sin duda que mucho tendrá que explicar el titular de la SSC, Jesús Orta.

Y DEL LADO de la Procuraduría las cosas tampoco andan muy bien, pues el hallazgo del cadáver no fue gracias a las investigaciones, sino por una llamada anónima al 911. Como sea, la procuradora Ernestina Godoy todavía puede reivindicarse si logra dar con los secuestradores y asesinos de Norberto. En tanto eso no pase, Sheinbaum tendrá que seguir escurriendo el bulto.

AUNQUE se hace la disimulada, Bertha Luján en realidad está desatada buscando convertirse en la candidata oficial a la dirigencia nacional de Morena.

CON TODO y que se suponía que Yeidckol Polevnsky iba a repetir, dicen que algo se rompió en el grupo ya no tan compacto de Andrés Manuel López Obrador, por lo que ambas estarían peleando por esa posición.

DE AHÍ QUE Luján ha estado cabildeando diversos apoyos entre los más cercanos a AMLO, como para dejar en claro quién tiene el visto bueno de Palacio Nacional. Habrá que ver cuánto desgasta a Morena esta competencia, pues la definición de la nueva dirigencia será hasta noviembre y es claro que no será un camino terso.

EL COLMO en Colima: el Sistema Anticorrupción del estado está a punto de irse a paro… ¡por falta de recursos! Según la denuncia de su presidente, Carlos Maldonado Villaverde, la Secretaría de Finanzas nomás no les ha entregado el presupuesto que requieren para funcionar. ¿Será que alguien en el gobierno de Ignacio Peralta no quiere que se combata la corrupción? Es pregunta.

CUENTAN que en Nuevo León el gobernador Jaime Rodríguez está que relincha porque sus estrategas no están presumiendo como deberían todos los logros de su administración. Pero mientras “El Bronco” dice “¿Y la campaña?”, sus gobernados preguntan: “¿Y los logros?”.