Genera VAR más polémica que resultados

Jueves 20 de diciembre de 2018.-  La tecnología revisa jugadas de expulsión, gol, identidad errónea e incidentes no percibidos por el juez central. Pero en partidos de importancia se han registrado jugadas que pudieron o debieron ser consultadas y al final marcadas gracias al video arbitraje, pero no fue así y las repeticiones en las transmisiones de televisión desnudaron aún más las carencias del VAR.

En particular se puede remitir a la liguilla, donde los partidos se vuelven de “matar o morir” y los equipos clasificados se juegan todo el trabajo de la temporada en unos cuantos duelos; no obstante, las polémicas se mantuvieron porque en un par de jugadas se pudo señalar penal, hubo faltas o interacciones entre jugadores que meritaban una tarjeta roja, pero no fueron señaladas.

Desaparece en la final de ida

El VAR brilló por su ausencia en la ida de la gran final del Apertura 2018. En dos acciones en las cuales se pudo utilizar, simplemente los silbantes que están en el camión con los monitores, no lo hicieron y eso destrozó el trabajo del silbante central Fernando Guerrero.

Al minuto 7, en una pelota por alto, Igor Lichnovsky le dio una descarada patada a Bruno Valdez que Guerrero ni marcó y el VAR no le avisó. Era penalti.

Y a los 55, Valdez golpeó en el rostro sin pelota a Iván Marcone, lo que el Cantante también pasó por alto y del VAR, ni sus luces.

El sistema de Árbitros Asistentes de Video o VAR es un programa de cámaras, cuyas imágenes son evaluadas en una cabina por parte de dos árbitros asistentes para apoyar el trabajo arbitral.

Otros fallos en su implementación

Aunque cuando el VAR fue anunciado se delimitaron las reglas sobre las cuales funciona, hubo partidos en donde esto no se respetó.

La reglamentación dice que cualquier jugador o miembro del cuerpo técnico que se acerque al monitor durante la revisión de una jugada, será expulsado; sin embargo, al ser una pequeña cabina donde los jueces revisan las acciones y se encuentran descubiertos, los jugadores o técnicos no tenían problemas para observar las imágenes que el árbitro consultaba.

Un punto a su favor es que los jugadores respetaron la implementación, ya que no se les vio pidiendo la utilización del VAR en ciertas jugadas, pues si lo hubieran hecho, ameritaban ser amonestados.