Exoplanetas acaparan investigaciones científicas del nuevo siglo

Martes 25 de diciembre de 2018.- A 23 años del hallazgo de 51 Pegasi b, como fue bautizado el planeta extrasolar que tarda poco más de cuatro días terrestres en dar una vuelta a su estrella, de características similares al Sol, se ha confirmado la existencia de tres mil 869 exoplanetas.

Del total, mil 638 son similares a Neptuno; mil 191 tienen características parecidas a Júpiter o Saturno por ello se llaman “gigantes de gas”; 152 son terrestres, con una composición rocosa, núcleos ricos en hierro, similares a Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

La lista la completan 871 súper Tierras, más masivas que el “planeta azul”, pero más livianas que Neptuno, pueden estar hechas de gas, roca o de ambos materiales. De 17 exoplanetas aún se desconoce su composición.

Además, hay dos mil 898 planetas extrasolares candidatos, a la espera de nuevos estudios que los ubiquen en la lista de exoplanetas, y también existen dos mil 886 estrellas con planetas confirmados.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), explica que la mitad de las estrellas en nuestra galaxia son pares, en vez de ser solteras como el Sol, si cada estrella tiene al menos un planeta, hay billones de mundos con dos soles.

En Star Wars, Tatooine, el mundo natal de Luke Skywalker, es un planeta con un desierto que orbita alrededor de dos soles en la Orilla Exterior de la galaxia, al igual que el exoplaneta Kepler-16b, ubicado a 200 años luz de la Tierra.

En febrero de 2018, el científico Andrew Mayo mediante el uso del Telescopio Espacial Kepler, descubrió 95 nuevos exoplanetas, los cuales varían en tamaño y van desde súper Tierras rocosas, mini-Neptunos hasta gigantes como Júpiter.

Esta nueva revelación astronómica incluyó un cuerpo celeste que orbita una estrella brillante, la más resplandeciente descubierta por Kepler.

En septiembre de este año, un grupo de científicos internacionales dieron a conocer, con base en datos de Kepler, el descubrimiento de un exoplaneta del doble del tamaño de la Tierra.